Francisco Martínez Neri, la mejor opción

Puerto Libre

 Guillermo Hernández Puerto

Dice un viejo: “ Todo aquel que es valiente, lo pierde todo”.

  El Dr. Felipe Martínez Soriano fue un valiente que lo perdió todo, menos la dignidad y ese espíritu de luchador de izquierda. Su lucha en pro de la democracia y las libertades políticas, le costó ser encarcelado y  fue  preso político del monolítico PRI.

 Su hermano Francisco Martínez Neri lo defendió ante las instituciones internacionales para que fuera liberado. Cabría mencionar que no  se le hizo justicia al Dr.  Martínez Soriano, incluso le fue negada la jubilación o media jubilación como  maestro y Rector de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca. Hubo maestros y dirigentes que tomaron esta causa y desconocemos si en los últimos días de su vida recibió la media pensión  por parte de la universidad.

Hasta ahora, la UABJO, crisol de hombres ilustres de México no le ha rendido un reconocimiento. Si ya lo hicieron, disculpen nuestra falta de información, si no lo han hecho, merece este homenaje póstumo por toda esa lucha que emprendió en pro de la democracia y de las libertades en México.

La figura del Dr. Felipe Martínez Soriano se agiganta, porque solo los valientes emprenden esta clase de lucha, a sabiendas que lo pierden todo, la libertad y hasta la vida.

Decimos lo anterior a manera de introito.

Por la serie de ataques infundados a Francisco Martínez Neri, para   presentarlo  con una raquítica visión de servir a los demás y que su visión es de contador al servicio de los empresarios para ayudarlos a evadir impuestos.

 Nada más falso que esta afirmación dicha para tratar de empequeñecer su figura y agigantar la escuálida figura  de Javier Villacaña Jiménez, candidato de la santísima trinidad, integrada por el padre,  José Murat, el hijo, Alejandro Murat Hinojosa y el espíritu santo, encarnado en la señora Ivette Morán Rodríguez de Murat.

Martínez Neri es producto de la cultura del esfuerzo. Salió de  Zautla, su pueblo natal para estudiar; estudió la carrera de Contador Público en la UABJO y a base de lucha contra los grupos porriles, logró ser Director de la Facultad de Administración y Contaduría Pública de la Uabjo. Ganó la elección de Rector y para ser reconocido como tal, aceptó que José Murat le impusiera en su administración a la Dra. Leticia Mendoza Toro y a otros lamebotas del que ahora es el poder tras el trono. Neri ha sido contador de  grandes empresas es cierto, pero para eso estudió y los empresarios a quienes les llevó su contabilidad lo respetan y lo aprecian, como lo aprecian y  respetan los que estudiaron la carrera de Contaduría y Administración y los padres de estos ahora profesionistas, que abrazaron la carrera de Contador Público.

 Neri se ha ganado el pan, por su trabajo como Contador Público, no como vividor del PRI ni del presupuesto.

 Además Martínez Neri no tiene cola que le pisen ni padrinazgos políticos. En cambio Javier Villacaña tiene cola que le pisen  y solo como una referencia mencionaremos que su pariente José Antonio Hernández Fraguas siendo presidente del municipio de Oaxaca de Juárez lo señaló de haberse llevado todo el dinero que era para la pensión de los trabajadores del municipio y además de este señalamiento de corrupto tiene padrinos políticos,  y que son los que forman la santísima trinidad,  integrada  por el padre, el hijo y el espíritu santo, quienes están haciendo todo  lo que está en sus manos para hacer ganar a  Javier Villacaña.

Por lo anterior desde esta gran tribuna del pueblo nos atrevemos a decir en voz alta y sin halagos superfluos que Francisco Martínez Neri es la mejor opción para ser electo alcalde del municipio de Oaxaca de Juárez, no así, el candidato de la santísima trinidad PRI porque en primer lugar  no se le conoce título académico obtenido en alguna universidad, ni profesión de la que haya obtenido el sustento para él y para su familia, sino que todo lo ha obtenido, gracias al padrinazgo de la santísima trinidad.

Neri, es la mejor opción, porque es producto de la cultura del esfuerzo y sin contar la valentía  con la que defendió  la autonomía de la UABJO en los terribles días del 2006, siendo Rector de esta universidad, orgullo de los oaxaqueños.  

1 Comentario

Deja un comentario