MORENA, EN CAMPAÑA CON LA BANDERA DE LA SALUD

Puerto Libre

Guillermo Hernández Puerto

Dice Salomón Jara en un comunicado: “Hoy acompañé a Zoé Robledo, IMSS, Antonio Ferrer Aguilar, INSABI-mx, Dr. Pedro Zenteno, ISSSTE, Gustavo Reyes Terán, y al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, en un recorrido por las instalaciones de diversas instituciones sanitarias de nuestro estado. El apoyo y la coordinación serán fundamentales para atender el enorme rezago en el que se encuentra nuestro sistema de salud”. Hasta aquí el comunicado de Salomón Jara.

Entremos, pues, en materia: La visita de estos funcionarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es, en nuestra opinión, una campaña política con la bandera de la salud rumbo a las elecciones del 2024, nos atrevemos a pensar que no es exclusivamente con el objetivo de reconstruir el sistema de salud estatal que destruyó el chamaco Alejandro Murat y la recua de mexiquenses y oaxaqueños que saquearon los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO). Saqueo que está impune por la protección que López Obrador brinda al chamaco Alejandro Murat Hinojosa .

No hablamos al tanteo como dicen en mi pueblo, sino lo que hablamos lo sabe el pueblo oaxaqueño: Recuerda usted, amigo lector. Cómo, el chamaco Alejandro Murat a través de los funcionarios que nombró en la Secretaría de Salud alquilaron por 15 días un equipo usado para presentar equipado y listo para dar servicio el Hospital del IMSS Bienestar en Tlaxiaco, que inauguró el presidente López Obrador y que suspendió la inauguración, porque le informaron de esta corruptela?. Nunca el presidente castigó esta corrupción y lo inauguró en la segunda ocasión, diciendo: ¡“Gracias Alejandro”!. Quedando este hecho impune, pues ninguno de los funcionarios muratistas que alquilaron el equipo usado ha sido castigado ni castigado el propio chamaco ladrón, mentiroso y traidor a Oaxaca.

Pero esto, no es todo. Recordemos también que el chamaco Alejandro Murat no pagó al ISSSTE las cuotas de los trabajadores de la Secretaría de Salud que ascendían a un adeudo de poco más de 5 mil millones de pesos. Y que por ese adeudo, con autorización de la 64 Legislatura local, entregó como pago, el Hospital de la Madre, el Hospital del Niño, el Hospital Psiquiátrico Cruz del Sur y el Almacén General de los Servicios de Salud de Oaxaca. Inmuebles que no rebasan los 1500 millones de pesos.

La Secretaría de Salud se convirtió en la caja chica del chamaco Alejandro Murat y de su padre, el poder tras el trono que colocó desde el inicio del sexenio a sus testaferros en los puestos donde se manejó dinero, mucho dinero, como si Oaxaca fuere una empresa de su propiedad.

Es necesario de mencionarse las corruptelas que fueron denunciadas en la Secretaría de Salud y que involucran entre otros, a Donato Casas Escamilla y al mexiquense, Juan Carlos Márquez Heine, de quien en los Papeles de Panamá se le menciona de haber comprado una casa en los Estados Unidos. Jamás se investigó esta denuncia, ni la UIF, a cargo de Pablo Gómez y antes en manos de Nieto se siguió la ruta del dinero sucio. El presunto delito y enriquecimiento de Heine está impune, cuando las denuncias públicas evidencian el lucro con la salud del pueblo oaxaqueño de parte del chamaco Murat, de Heine y otros mexiquenses.

Todo ese saqueo a dicha secretaría está impune. Incluso en dicho sexenio muratista desapareció David Concha Suárez, ex director de Administración y Finanzas, siendo Secretario de Salud y Director General de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine. Vinculan a una fémina en la desaparición de Concha. Pero, ¿dónde está Concha Suárez? ¿Muerto o vivo?.

Después de ese agregado o paréntesis y volviendo al tema, cabe mencionar que, luego que, el chamaco Alejandro Murat Hinojosa entregó esos inmuebles al ISSTE, llegó a Oaxaca a recibirlos el ex Director General del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, quien declaró que se construiría con el apoyo del gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, un gran hospital en la Ciudad de Oaxaca de Juárez, a la altura de los mejores del Mundo como los que existen en Dinamarca. A la fecha, ni siquiera tienen el terreno ni han puesto la primera piedra, lo que viene siendo una engañifa más para el pueblo oaxaqueño de parte del mencionado gobierno.

La pregunta obligada: ¿Todo el equipo de salud del gobierno de Obrador, realmente viene a reconstruir el sistema de salud de Oaxaca, empezando con la construcción del gran hospital que anunció Luis Antonio Ramírez Pineda, así como la construcción de hospitales y clínicas y dotar de insumos y material a todos esos nuevos hospitales y clínicas o, solo vinieron a Oaxaca a realizar campaña política de Morena para las eleccione del 2024 en que se designará al sucesor de López Obrador?. Y nos hacemos la pregunta, porque como bien lo reza un dicho: “ La burra no era arisca, sino que los palos la hicieron” y porque el presidente sigue en campaña.

Por otra parte, lamentamos que Salomón Jara se preste a realizar campaña para levantar la escuálida figura del chamaco Alejandro Murat Hinojosa que anda en campaña política para ser candidato del PRI a la presidencia de México o, ¿será que se ha inflado, porque el presidente Obrador apoya la campaña del susodicho chamaco ladrón y traidor a Oaxaca?.

En otro país, a este chamaco ladrón le cortarían las manos o lo encarcelarían, pero en el gobierno de AMLO, no solo lo apoyan, sino que lo ha convertido en El Caballo de Troya para dividir a la oposición en el 2024. ¡Vaya lucha contra la corrupción de AMLO!.

POSDATA. Habiendo cientos de militantes de Morena en el distritito 8, con cabecera en la Ciudad de Oaxaca de Juárez, el llamado “referente” de este distrito, Noé Jara, ganó la elección de consejero estatal de Morena. Arranca, pues, abierta y descaradamente el nepotismo del Samolonato. Y Noé, desde ahora nos atrevemos a decir que debido a ese nepotismo, será candidato y diputado federal por el distrito 8. No habrá poder humano que se atreva a desafiar a los hermanos Jara. Salomón, convertido ahora por las plumas patrióticas en “dios vivo” y en “salvador” en Oaxaca, puede parafrasear al expresidente Carlos Salinas de Gortari, “ el Innombrable”, gritando a todo pulmón: ¡ Mi hermano Noé Jara, es el orgullo de mi nepotismo!. ¡ Viva, pues, el Salomonato! ¡ Viva la corrupción en Morena! ¡ Viva la familia feliz que encabeza Salomón Jara en Oaxaca.

Para concluir, les queda como anillo al dedo aquella expresión de barriada que dice: ¡Atásquense ahora que hay lodo!.

Se van las ratas del Palacio encabezadas por el chamaco Alejandro Murat y, parece ser, que llegan otras más grandes, peludas y más voraces. ¡ Pobre, Oaxaca!. “ No se amuinen” como dijera Bxido Jara, hija de Salomón Jara.

Deja un comentario