¡TRAIDORES AL PRI Y A OAXACA, EL ENRIQUECIMIENTO ESCANDALOSO Y LA IMPUNIDAD DE LOS MURAT!

Puerto Libre

 Guillermo Hernández Puerto

 Es innegable que no obstante la derrota del PRI en Oaxaca en las recientes elecciones de gobernador, los Murat, siguen no solamente felices y contentos, sino teniendo poder por el apoyo abierto y sin simulaciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador  hacia ellos. Se oye fuerte y atrevido decir esto, pero es la verdad, o al menos así lo dicen los hechos.

 ¡Dios nos libre de la ira de los Murat y de los Marios Delgados por decir esto, pero la verdad no peca pero incomoda, y Dios nos libre que no nos vayan a tachar los morenos de traidores a la patria!.

 Vamos pues, al grano, como dicen en mi pueblo:

TRAIDORES AL PRI Y A OAXACA

 José Nelson Murat Casab ¡siempre! ¡Siempre!  ha sido  traidor al PRI. Ahí está como botón de muestra el caso de la elección de gobernador del 2010. Se vendió con Gabino Cué Monteagudo y, traicionó a Ulises Ruiz Ortiz y al candidato a gobernador del PRI, Eviel Pérez Magaña. 

El encargado de la negociación y la traición fue Germán Espinosa Santibáñez, quien se vio con Gabino en el Jardín Conzatti. Ahí, el lamebotas de José Nelson hizo el acuerdo para traicionar al PRI. ¿A cambio de qué?….. de posiciones y dinero, porque Nelson está enfermo de poder y de dinero. Y su hijo, heredó lo cleptómano, lo vendido, lo falso y lo traidor de su progenitor.  

  En la reciente elección de gobernador se vendieron y vendieron a los priistas a cambio de impunidad y por supuesto de cargos o encargos o dinero.

 Decimos que traicionaron a Oaxaca, porque Nelson como poder tras el trono, cometió junto con su hijo Alejandro, toda clase de abusos y raterías. Se enriquecieron escandalosamente con los recursos del pueblo de Oaxaca. Expertos en la materia dicen que al terminar el sexenio se llevarán entre 125 mil o 150 mil millones de pesos.  Si eso no es traición, ¿Entonces qué es?. 

   Son en nuestra opinión, válgase la expresión, políticos corruptos y desvergonzados.  Ahí les va, para que vean la calaña de que está hecho José Nelson y su hijo, muratito.

Siendo gobernador de Oaxaca, a través de sus incondicionales le robó la casa a la señora Olga Castillejos, pero la escrituró a nombre de su ex Procurador General de Justicia, Sergio Santibáñez Franco, cuando éste  se la pidió, Santibáñez se negó a entregarla, por lo que hoy,  él y Nelson están peleados a muerte. De ladrón a ladrón  fue más listo Santibáñez, porque impidió que Nelson la escriturara a nombre- como lo han dicho otros colegas-  de su esposa. 

  Como testimonio de la falta de escrúpulos de Nelson , decimos que exgobernadores de Oaxaca han dejado entre las obras que se hicieron en su sexenio, una que los identifica. 

En el gobierno del exgobernador Alfonso Pérez  Gazga se construyó la carretera que comunica Pinotepa Nacional con la Ciudad de Oaxaca.

  José Murat trató a la mala de  apoderarse de la propiedad que dejó el exgobernador Pérez Gazga, pero sus descendientes demostraron ser los legítimos dueños y el rufián exgobernador no pudo quedarse con esa propiedad.   

 MENSAJE PARA  SALOMÓN JARA 

 Consideramos que uno de los primeros actos de gobierno de Salomón Jara para empezar a legitimarse, porque llega al gobierno de Oaxaca deslegitimado, sería expropiar la casa que le robaron a doña Olga Castillejos y,  o bien regresarla a su hija que bajo amenazas de muerte corrieron de Oaxaca José y sus esbirros o, convertirla en un Centro Cultural para Oaxaca. Creemos que es de justicia hacerlo para sentar un precedente de buen gobierno.

Hablar, pues,  de todas las fechorías de Alejandro Murat sería muy largo, pero ahí les va otra: 

Desde el gobierno estatal  formaron una red de delincuencia organizada para robar casas y predios a sus legítimos propietarios a través de notarios públicos y funcionarios del gobierno estatal. Todos estos robos o despojos están impunes y no creemos que los ignore el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque han sido noticia local y nacional. Pero como Alejandro parece ser o  es su consentido pues es intocable. Este es solo un botón de muestra de las felonías cometidas contra el Pueblo de Oaxaca por los Murat. 

ALEJANDRO, SERÁ EL  CABALLO DE TROYA DEL PRESIDENTE OBRADOR.

    Alejandro Murat declaró que quiere ser candidato del PRI a la Presidencia de México. Un perdedor como él, en vez de hacer esta declaración debería meter la cabeza en el excusado. Pero en fin, así se las gastan estos pillos. 

En relación a las aspiraciones presidenciales de Alejandro, citamos  el twitter de Fernando Belaunzarán publicado el viernes 10 de junio de este año que dice: “Después  de entregar Oaxaca, Alejandro Murat será el Caballo de Troya de López Obrador para reventar la alianza opositora desde el PRI”. Lo citamos porque  nos ganó el comentario, pero como dice la Voz de Dios que es la Voz del Pueblo, es acertado lo que dice Belaunzarán en su twitter. 

LA FOTO DE LA IMPUNIDAD DE LOS MURAT.

El presidente  Andrés Manuel López Obrador  estuvo en la Costa  con motivo del “Plan de apoyo para las personas  damnificadas por el Huracán Agatha”. Ahí  estuvo Alejandro Murat  con el presidente y se publicaron varias fotos de este hecho.  Solo nos vamos a referir a la  foto donde aparecen: Alejandro Murat muy sonriente y feliz de la vida no obstante haber perdido la elección de gobernador y con el bastón de mando en su mano derecha, al centro el Rector de la UABJO, Cristian Carreño  y  a la izquierda el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández. Esta  foto habla por si sola que es, la foto de la impunidad de los Murat.

Alejandro Murat para muchos oaxaqueños debiera ser carne de presidio por la gran corrupción que impera en su gobierno. En lugar de eso, la foto habla por si sola  y nos dice que es  protegido del gobierno del presidente Obrador. Cuando este gobernador ladrón y mediocre debiera ser investigado, aprehendido y encarcelado o al menos arrestado para   que  devuelva todo lo que le robó  al Pueblo de Oaxaca al Instituto para  Devolver al Pueblo lo Robado, si es que todavía existe este instituto, pero eso nunca lo veremos los oaxaqueños. Y eso que el presidente dice que quiere mucho a Oaxaca, imagínese  usted, amigo lector, si no lo quisiera. 

 Por último diremos: Premiar con embajadas o con cargos o encargos a gobernadores corruptos del PRI es corrupción. 

  Los hechos lo dicen que los Murat son intocables y esto no lo decimos nosotros, lo dice la foto de la impunidad.  Y la Voz de Dios que es la Voz del Pueblo. O, ¿no?.

Deja un comentario