EL GRAN PENDIENTE DEL PRI Y EL PREMIO OTORGADO A SOFÍA CASTRO

Puerto Libre

 Guillermo Hernández Puerto

 El pasado martes 8 de marzo de este año 2022,  el Comité Directivo Estatal del PRI y el  Organismo Nacional  de Mujeres Priistas,  hicieron un reconocimiento a Sofía Castro Ríos.  Quién, a lo largo de su vida como militante se ha convertido en un referente por su convicción y lealtad al PRI, estando en los momentos de los grandes triunfos, pero también en los momentos adversos” se  lee, en renglones del  premio dado a la priista.

Rubrican el reconocimiento, José Javier Villacaña Jiménez, Presidente Estatal del Comité Directivo Estatal del PRI;  Maestra, Elizabeth Acosta López, Presidenta encargada del Organismo Nacional de Mujeres Priistas y, Maestra, Elizabeht Concha Ojeda, Secretaria General del Comité Directivo Estatal del PRI.

   Lo decimos con diáfana claridad que la abogada (licenciada en Derecho en la Universidad Autónoma “ Benito Juárez” de Oaxaca) y política oaxaqueña es, en nuestra opinión,  merecedora de este premio otorgado en el Día Internacional de la Mujer.

Hablar de su trayectoria política y administrativa nos llevaría gran espacio. Pero para el caso, basta señalar que ha sido Presidenta Municipal de su natal, San Carlos, Yautepec, Oaxaca;  Secretaria de Gestión Social de la Confederación de Organizaciones Populares (CNOP); Secretaria de Organización del CDE del PRI; Consejera Política Estatal; Delegada a la Asamblea Nacional de Mujeres Priistas;  Comisionada  en la Dirección Jurídica del Gobierno del Estado de Oaxaca; diputada local y federal;  Delegada de la Secretaría   de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano; Secretaria de Asuntos Indígenas en el Gobierno de Alejandro Ismael Murat; militante  activa del PRI desde 1987. 

 Ha sido criticada por usar un lenguaje altisonante, pero a contrapelo, se puede decir que no solo es un referente en el PRI, sino una luchadora y una oaxaqueña destacada en lo social y en lo político, abriéndose paso en el sector donde han predominado los hombres, antes de que llegara la paridad de género. Esto es otro mérito que también tienen otras mujeres oaxaqueñas.

 Merecido, pues, el reconocimiento que le otorgaron, pero en nuestra opinión, consideramos que el PRI Nacional y local tiene un gran pendiente con ella. 

  Lo decimos por lo siguiente: En la elección de senador realizada en 2018, fue postulada  candidata del PRI al Senado de la República. 

Obtuvo 830 mil votos, pero le anularon 120 mil, porque los electores votaron por el PRI y PVEM. En el caso de senador y diputados federales no hubo en Oaxaca coalición, la coalición fue parcial y no total, es decir, solo sirvió para Presidente de la República.

  Ella, pues, ganó la elección de Senador de primera minoría. Sin embargo, por esos  acuerdos de cúpula en la política nacional, la hicieron a un lado, y otorgaron al PVEM, el escaño de senador en la persona de Raúl Bolaños Cacho Cué, quien no logró los votos para ocupar por mérito propio ese escaño. 

      Consideramos que es justo el premio conferido, pero por haber ganado la elección de senador de primera minoría en  las elecciones celebradas en 2018,  merece ser designada en las elecciones del 2024, candidata del PRI al Senado de la República.

 La pregunta obligada a poco más de dos años de distancia: ¿Premiarán a Sofía Castro Ríos, designándola candidata del PRI al Senado de la República o la harán otra vez a un lado como la hicieron en 2018?.

 En el presente caso nos vienen a la memoria las palabras de  un inolvidable amigo, Don Héctor Matus Martínez, que un día soleado, sentados en una banqueta por la pandemia del Covid, nos dijo,  profesor : “Los tiempos de Dios son perfectos, ni antes ni después”.

 Por lo anterior y sin que esto suene a lisonja, desde Puerto Libre, enviamos  una felicitación a Sofía Castro Ríos y le deseamos, la mejor de las suertes. 

Esperamos que esto no sea contraproducente para ella, porque la envidia, es un pecado mortal que anida en muchos personajes de su partido.

Deja un comentario