Taller Artístico Comunitario

“El arte es indefinible, el valor es indefinible, todo arte tiene un valor”

Cuando la voz flaquea en un hilo todo se vuelve fuerte, cuando vemos la injusticia pasar frente a los ojos la unión hace la hermandad, pero la mayor arma de defensa es la expresión de la palabra de la cual el arte se ve involucrado en todas las formas que existe y dentro de sus disciplinas que lo conforman se encuentran las artes plásticas donde se trabajan diferentes técnicas y estilos que permiten crear y manifestar mensajes alusivos ante injusticias políticas, económicas, sociales y culturales que terminan afectando a toda una sociedad consciente y sobre todo a comunidades indígenas de bajos recursos donde explotan sus tierras o los bosques protegidos por parte de las mismas comunidades.

En el estado de Oaxaca este tipo de injusticias suelen verse a diario, convirtiendo así a las calles de Oaxaca en un lugar expresivo lleno de arte visual y gráfico por medio de murales, stencil, grabados, y stickers que son expuestas en las paredes del centro histórico de la ciudad aunque la mayoría del Street art se llega a encontrar en las zonas céntricas como lo son sus barrios más cercanos Xochimilco y Jalatlaco, pero también una de las peculiaridades del arte callejero son los colectivos de artistas que crean espacios para mostrar su arte e impartir talleres a la comunidad que estén interesados e interesadas en aprender el arte gráfico, algunos de estos talleres son: Lapiztola, La Chicharra, Galería Código Tonal, La Máquina, Taller Gráfico Oaxaca, Taller Artístico Comunitario, Gabinete Gráfico entre otras más que se encuentran alejadas o cercanas de la ciudad oaxaqueña.

 Algunos talleres siguen un objetivo que es impartir y compartir su conocimiento sobre el arte callejero, pero en especial su finalidad es expresar las desigualdades que sufre Oaxaca por medio del arte, por ello dentro de esos colectivos se encuentra Urtarte Unión Revolucionaria del Arte Oaxaca, cuyo objetivo particular es lograr un alcance en las comunidades enseñando diferentes disciplinas de arte y compartirlo gratuitamente a la población local, nacional y extranjera. Este proyecto nace algunos años a través de los conflictos que comenzaba a presentar Oaxaca cuyos integrantes principales eran estudiantes y profesores de arte, con el tiempo se abre un espacio en la calle de Porfirio Díaz con el nombre de Taller Artístico Comunitario pero debido a la pandemia se vieron obligados a cambiar de lugar más amplio y donde paguen menos renta, aunque lo positivo del cambio fue que se han integrado más colaboradores que se dedican a diferentes cosas donde desarrollan otras actividades como fotografía, serigrafía, grabado, esténcil entre otras.

Por otra parte, uno de los factores que siempre va perjudicar a los colectivos de arte es la situación económica ya que desde que Urtarte se unió nunca recibieron apoyo por parte de alguna organización de Gobierno, ni del Municipio de Oaxaca, a través de sus medios han podido conseguir los materiales y equipo correspondiente para que el nuevo espacio ubicado en la calle de Independencia Nº 1313 zona centro funcione correctamente. Sin embargo, la situación económica y poco el desinterés que se le muestra al arte urbano de Oaxaca ha agraviado la comunicación entre el gobierno del Estado y todo el miembro artístico debido a las fuertes polémicas y demandas de protesta ya que de ahí es como los artistas se inspiran para crear los famosos esténcil y murales que en ocasiones suelen ser retirados por parte de la policía municipal haciendo ver al artista como actor vandálico. De esta manera es visible que para el arte urbano y gráfico no hay un apoyo total.

Ya que por lo general las obras que crean plasman la realidad que sucede en las regiones y pueblos de Oaxaca que sufren la explotación de sus tierras fértiles o de algún otro recurso natural que agravia los ecosistemas de los bosques y selvas que conforman cada de una de las 8 regiones del estado de modo que las piezas que crean tienen que estar construidas por un mensaje crítico y reflexivo que conecte y vibre en los pensamientos de las personas ya que últimamente se ha visto la crisis de plagio y apropiación cultural por parte de grandes empresas extranjeras que buscan comprar el arte artesanal a un bajo costo.

Pese a la crisis económica el Taller Artístico Comunitario ha logrado dejar su huella entre las calles de la ciudad, provocando un interés a la población, pero sobre todo a la juventud de Oaxaca en que se integren dentro del taller para hacer crecer el colectivo y brindarles el conocimiento teórico y práctico que se requiere para crear más arte y visibilizar las injusticias que ocurren dentro y fuera de Oaxaca. Incluso una de las iniciativas importantes de Urtarte es que están llevando a cabo un proyecto en trasladar el arte a las comunidades alejadas como lo son los Centros Culturales de Teotitlán del Valle, de Matías Romero, Nochixtlán y próximamente estarán arribando a Miahuatlán, aunque ellos quisieran ir a regiones más retiradas pero la situación económica imposibilita su traslado optando así a lo más cercano, pero siempre buscando la ayuda y colaboración con otros colectivos, organizaciones o también la realización de eventos como expo. Ventas de obras o exposiciones y de algún modo darse a conocer como colectivo para que el arte esté cerca de los jóvenes y de todo el público en general.

“A la juventud que se sientan orgullosos de sus orígenes, de la cultura, que retomen las lenguas originarias y en parte a nuestra cultura oaxaqueña”.

Jonathan es miembro de Urtarte, y del Taller Artístico Comunitario

Actualmente el colectivo cuenta con 14 intgrantes frente al proyecto.

Binizaa Mariana Alonso

Deja un comentario