¡LA OPÍPARA CENA DE LOS LADRONES MURAT!.

Puerto Libre

 Guillermo Hernández Puerto

José Nelson Murat Casab, su hijo el gobernador ladrón y mediocre de Oaxaca, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, degustarán exquisitos manjares, escanciarán vinos importados y beberán champaña con motivo de la Cena de Fin de Año.

Mire usted, amigo lector: Sottovoce se dice en los rincones del Palacio de Gobierno  de Oaxaca que Francisco Vallejo Gil, vocero del gobernador, presume a sus allegados que por ser yerno de Esteban Moctezuma Barragán, Embajador de México en los Estados Unidos es protector de los Murat y que por dicho parentesco político ha logrado que estos ladrones sean intocables y que por esta razón no los toca el gobierno de la Cuarta Transformación que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los pedos verbales que se echa Francisco Vallejo Gil, invaden el Palacio de Gobierno de Oaxaca y perfuman al gobernador Alejandro Murat y a José Murat, olor fétido que llega también al Palacio Nacional y a la Embajada de México en los Estados Unidos.

De tan influyente que es Francisco  Vallejo Gil, hasta casa le pusieron los Murat en la Ciudad de Oaxaca, para brindarle el confort necesario para que siga inflando la devaluada imagen del gobernador.

Todo con cargo al presupuesto de Oaxaca y no en miles de pesos, sino en cientos o quizá miles de millones de pesos para catapultarlo como candidato del PRI a la Presidencia de México.

Saben muy bien estos corrutos que no ganaría si lo postulan, pero aseguran los Murat su permanencia de por vida como vividores del presupuesto, porque estos ladrones no tienen llenadera.

Francisco Vallejo Gil, por este servicio y por la protección que se dice da a los Murat por ser yerno del Embajador, dicen en Comunicación Social los que repudian su despotismo, que se irá de Oaxaca como su antecesor, el cobarde y ladrón, Alfonso Martínez Córdoba, con las bolsas llenas de oro como producto de la corrupción y el gran robo al pueblo de Oaxaca por parte de esta bola de pelafustanes y mafiosos.

Como se irá también cargados de oro, la caterva de mexiquenses que trajo Alejandro Murat a Oaxaca, entre ellos, Carolina Monroy del Mazo, sobrina del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo y la emperatriz de opereta, Ivette Morán de Murat.

Opípara cena que no tendrán los pobres de Oaxaca ni las viudas ni los miles de huérfanos que dejó el Covid en Oaxaca, por falta de cupo en los hospitales, medicamentos y otros insumos que no se compraron, porque los recursos destinados a la salud del pueblo los desaparecieron, entre otros, el extitular de la Secretaría de Salud, Donato Casas Escamilla, premiado como Director del Monte de Piedad y ex Oficial Mayor cuando Alejandro Murat fue Director General del Infonavit.

Así como Juan Carlos Márquez Heine, que despidió a miles de trabajadores de la Secretaría de Salud por indicaciones de José Murat.

Tan grande ha sido el robo en la Secretaría de Salud que:

En el gobierno de Gabino Cué Monteagudo mataron a Pérez Gavilán, crimen que  aún está impune. Y, en el gobierno de Alejandro Murat desaparecieron a David Concha, quien manejaba los dineros destinados para la salud del pueblo.

Por lo anterior, el Pueblo Oaxaqueño con su voto en el 2022 tiene la gran oportunidad de enterrar para siempre al dinosaurio que está dando coletazos de muerte en Palacio de Gobierno y acabar para siempre con el nefasto cacicazgo de José Nelson Murat Casab, que tanto daño le ha hecho a Oaxaca.

Como dicen en mi pueblo: ¡Ahora o nunca chile verde hay que darle sabor al caldo!”.

No nos queda de otra para salir de la marginación y la pobreza que partirle el alma  a los corruptos Murat y al corrupto Francisco Vallejo Gil, quien por hocicón está poniendo en entredicho a su suegro, Esteban Moctezuma Barragán, Embajador de México en los Estados Unidos de Norteamérica.

Por último y desde esta tribuna les decimos : ¡Buen provecho, ladrones  y sinvergüenzas!.

Por último deseamos a nuestros escuchas y lectores un feliz año nuevo y les enviamos un abrazo.

Deja un comentario