JOSÉ MURAT Y ALEJANDRO: PAR DE CRIMINALES Y TRAIDORES  A OAXACA

PUERTO LIBRE

 Guillermo Hernández Puerto

 Recordemos que, el pasado 15 de septiembre del 2021, acompañado de su esposa, la presidenta honoraria del DIF Estatal, Ivette Morán de Murat, desde el balcón central del Palacio de Gobierno, Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, dió “El Grito” y tocó el Esquilón de San José.

  Y, para honrar a los héroes que nos dieron, Independencia, Patria y Libertad, despidió a 5 mil 600 trabajadores de la Secretaría de Salud.

 Esta obra teatral tenebrosa estuvo a cargo de su padre, el nefasto cacique de Oaxaca, José Murat Casab para quedar los Murat como héroes y llevar   simpatías para ya sabe usted para quién.

 Tocamos otra vez este tema, por la información que apareció en facebook, misma que fue borrada.

 ¿Sería eliminada por órdenes de los Murat, para tratar de librarse de la mierda que los salpica y que los llena de oprobio, ignominia, afrenta, vergüenza, deshonor y deshonra?. 

 Sin embargo, quedó parte de esta información que transcribimos literalmente para conocimiento del Pueblo Oaxaqueño y de la opinión pública.    

He aquí lo que dice:  

 “ Tenemos una pequeña ( Lourdes) convulsionando, no puede ser atendida en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña ni en el HospitalCivil, porque no hay neurólogo, tiene una válvula en la cabeza, no hay quien la atienda y JCMH y   el Insabi tienen mejores cosas que hacer”.

Estas líneas son el grito desesperado de una madre y, el reclamo a Juan Carlos Márquez Heine, al Insabi y al gobernador Alejandro Murat.

Cuya foto se publicó al lado derecho del mensaje, donde aparece sonriente y feliz de su visita a Veracruz, donde junto con su esposa Ivette Morán,  corrieron 5 kilómetros y comieron muy quitados de la pena en un restaurant del Puerto Jarocho.

 A Ivette Morán de Murat, como presidenta honoraria del DIF Estatal le vale  un comino la situación de enfermedad de Lourdes, el dolor, la angustia y la desesperación de la madre, que teme que su hija pierda la vida.

 ¡Qué poca conciencia de Ivette Morán, que desde que llegó a Oaxaca ha estado en permanente campaña política, pero no con su dinero, sino con los dineros del Pueblo Oaxaqueño. 

¿Será que Morena, el Verde, el PT y el PRI de los Murat la  postulen como candidata a gobernadora de Oaxaca en 2022?. Ojalá que  la nominen, para que el pueblo le pegue una soberana madriza política en las urnas electorales y quede como gallina corriente desplumada. 

 De lo anterior se deduce que, Oaxaca está en manos de criminales y traidores, a los que les vale madre la salud y la vida de los oaxaqueños. Esta es una verdad de a kilo, que no pueden tapar los Murat.

  Y ya que hablamos de criminales. Recordemos que Alejandro Murat mató a varias personas en Jamiltepec, en la Costa Chica Oaxaqueña, cuando se cayó el helicóptero en que viajaba, para dar auxilio a los damnificados por el temblor, pero estas muertes fueron provocadas, por su protagonismo político, porque ya caían las sombras de la noche.

 ¿Qué auxilio prestaría, sin llevar ni un curita para atender la lesiones de una mano o una pierna de un herido?.

Solo fue a causar luto, dolor y llanto.

 Ahora carga sobre sus espaldas estas muertes.

 Le guste o, no, a este gobernador ladrón y mediocre y, a su padre, el nefasto cacique de Oaxaca José Murat Casab, pero Alejandro Murat Hinojosa es un criminal, tanto por las felonías que ha cometido contra Oaxaca y por los muertos que provocó en Jamiltepec.

 Oaxaca, pues, está en manos de gobernantes  ladrones, mediocres, traidores  y criminales.

 Por ello y sin que esto  suene a ofensa o grosería para el nefasto cacique de Oaxaca, José Murat y su hijo, Alejandro Murat Hinojosa, pero les queda como anillo al dedo, el apotegma que pronunciara Benito Juárez, frente a los traidores al pueblo: “Malditos, mil veces malditos, aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos lo traicionan”.

 Y para concluir desde esta gran tribuna del pueblo, nos atrevemos a decir, que no solo merecen el desprecio del pueblo, sino ser encarcelados por todo el dinero que se han robado de las arcas públicas y de los recursos destinados para la salud del Pueblo Oaxaqueño.

Deja un comentario