BENJAMÍN, DIPUTADO PEDORRO, LACAYO DE LOS MURAT

PUERTO LIBRE

Guillermo Hernández Puerto
Benjamín Robles Montoya, además de ser un diputado mierda del Partido del Trabajo (PT), es un diputado pedorro de la 4T.


Decimos esto, por lo siguiente:


Al subir a la tribuna de la Cámara de Diputados federal, ensoberbecido, dijo:
¿Se pregunta el PAN lo que le hizo llegar al gobierno la 4T? Fue la corrupción, nuestros desgobiernos, los moches y eso ya se les olvidó.


Pero aquí estamos para recordárselos, porque no creo que se les haya olvidado, porque cada vez que vamos a discutir el presupuesto, es lo primero que ponen en la mesa.


Apenas están aprendiendo que es importante salir a la calle, pues nosotros hemos salido a la calle.


No se dieron cuenta de la respuesta electoral clara y contundente que recibieron en todo el país.


Tenemos que seguir escuchando sus sinvergüenzadas y eso del seguro del desempleo, de verdad no tienen… memoria.


En nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador les digo: ¡Tengan para que aprendan!


Hasta aquí parte de los pedos verbales que salieron de la boca mentirosa de Benjamín Robles Montoya.


Este diputado mierda y pedorro olvidó que gracias a la alianza PAN-PRD-Convergencia, llegó al gabinete de Gabino Cué y que, como funcionario de dicho gobierno, amplió sus espacios de poder, se benefició él y benefició económica y políticamente a su familia y, ahora, para quedar bien con el presidente lanza estiércol contra sus ex aliados los panistas.


Que poca memoria la de Benjamín Robles Montoya, pues ahora le pega a quienes en el año 2010 fueron sus aliados. Esto es, no tener madre, pero así son estos politiquillos mierda que no tienen ideología y que ahora como viles reptiles se arrastran ante el presidente, para quedar bien con él.


No le queda, pues, el papel de andar echándole pedos y mierda al PAN.
Este diputado pedorro se llena la boca en decir que traerá con sus secuaces la 4T a Oaxaca. Y como chivo en cristalería anda echando pedos a diestra y siniestra, diciendo que es la gran propuesta del PT y que quiere ser gobernador de Oaxaca.
Pese a todos los pedos que se tire y tire en contra de sus ex aliados del PAN no será gobernador de Oaxaca y como siempre lo ha hecho, únicamente negociará más espacios de poder y beneficios para él y su familia, para la familia Robles Montoya.


Esto es, pues, no tener madre. No le queda el papel de andar lanzando pedos y mierda en contra de sus exaliados.


Pero además, cabe mencionar que ni un solo pedo ha lanzado desde la tribuna de la Cámara de Diputados federal el pedorro Benjamín en contra de los bandoleros y traidores a Oaxaca, José Murat y su hijo Alejandro Murat.


No lo ha hecho ni nunca lo hará no solo porque es otro cobarde más de la 4T, sino es mercenario de José Murat y les sirve servilmente a este nefasto cacique que tanto daño le ha causado a Oaxaca y a la salud del pueblo y que junto con su hijo Alejandro, han destruido el Sistema Estatal de Salud de Oaxaca y debido a sus marranadas cometidas contra Oaxaca, se irán de nuestro estado con las bolsas llenas de oro.


Porque José Murat y su hijo Alejandro son vulgares bandoleros y traidores que han saqueado y que están saqueando impunemente a nuestro estado ante la mirada complaciente del gobierno federal morenista que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
En el gobierno de Alejandro Murat no hay honestidad, sino deshonestidad, corrupción y codicia por el dinero mal habido, ¿Cuándo, pues,el gobierno de la 4T seguirá la ruta del posible lavado de dinero de los Murat. ¡Nunca!.


Ojalá nos equivoquemos. Pero dado el cariño mostrado para el hijo del cacique José Murat, nos atrevemos a decir que nunca será investigada la gran corrupción que impera en el gobierno de Alejandro Murat y que tampoco se seguirá la ruta del dinero mal habido y que padre e hijo, nunca pisarán la cárcel. No importando que el pueblo oaxaqueño clame cárcel para el cacique y para su hijo.


Benjamín, no es más que un diputado mierda y pedorro. Esa es su posición y ese es su valor político ante los oaxaqueños, no más.

Deja un comentario