Susana Harp Iturribarría y los Murat, o no es lo mismo, “Bacín que jarro”

PUERTO LIRE

Guillermo Hernández Puerto

  El 24 de julio de este año 2021, apareció en redes sociales una composición de fotografías, donde aparecen: el gobernador, Alejandro Ismael  Murat Hinojosa; la Senadora del Partido Morena, Susana Harp, e Ivette Morán Rodríguez, con el título, en letras grandes: “LA VERDADERA MAFIA DEL PODER EN OAXACA”.

Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”, es la frase que se le atribuye erróneamente al ilustrado francés Voltaire, pero en realidad es de su biógrafa la escritora inglesa Beatrice Holl Evelyn.

 La citamos, porque viene al caso y consideramos no solo ligero sino injusto el señalamiento de corrupta y mafiosa a la Senadora . 

Susana Harp Iturribarría nació en la Ciudad de Oaxaca de Juárez. Es Presidente de la Comisión de Cultura del Senado de la República. Sus padres, Antonio Harp Helú y Lilia Iturribarría Bolaños.

Es sobrina del empresario mexicano Alfredo Harp Helú y nieta del político y escritor oaxaqueño, Don Jorge Fernando Iturribarría Martínez.

 Los mejores Libros sobre la Historia de Oaxaca son de Don Fernando Iturribarría Martínez.

 Quién o quienes quieran saber sobre la Historia de Oaxaca, puede leer estos libros.

 Quién o quienes digan que la Senadora pertenece a la verdadera mafia del poder en Oaxaca por ser sobrina de Alfredo Harp Helú y por tener relaciones sociales y políticas con Alejandro Murat e Ivette Morán Rodríguez, no tiene razón y peca de ingenuo o malintencionado, por decir lo que no le consta, pues una cosa son los Murat y otra cosa es la Senadora.

 No confundir, pues, la gimnasia con la magnesia.

 Como Senadora de la República grosso modo se puede anotar que  presentó una iniciativa sobre los derechos de los afromexicanos, modificación constitucional aprobada y de otras iniciativas importantes.

    Justo es  decir que dos  oaxaqueñas que  se han distinguido en esta lucha por el reconocimiento a los derechos de los afromexicanos y su inclusión. Ellas son las diputadas: Delfina Elizabet Guzmán, nativa de Jamiltepec, Oaxaca en la Costa Chica y Gloria Sánchez López, oriunda de Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec. Sin olvidar, por supuesto, a Eufrosina Cruz Mendoza.

 La primera siendo diputada federal presentó una iniciativa para que el 25 de abril se considerara como el día Nacional del Pueblo Afromexicano y la segunda, como Presidente de la Comisión de Pueblos indígenas y Migración, para que se instituyera el día 1 de agosto, Día de la Mujer Oaxaqueña, símbolo de, esfuerzo y lucha. 

 Se entiende, pues, el golpeteo frente a la sucesión gubernamental sobre la Senadora Susana Harp Iturribarría, porque se le menciona como cercana al Presidente Andrés Manuel López Obrador con posibilidades de ser candidata de Morena a gobernadora de Oaxaca, pero no se justifica, porque como lo dijera “Me Canso Ganzo”, no  somos iguales, ni todo aquel que tiene es malvado  quien es  un empresario rico e su tío, no las senadora. Y, Susana Harp como bien lo relata en una de sus  entrevistas no solo vivió en una azotea, sino que sufrió privaciones en la Ciudad de México, trabajando  para comer y pagar sus estudios.

  En síntesis, no es igual a los Murat, par de rufianes que están saqueando a Oaxaca y enriqueciéndose aún más con los recursos del pueblo.

 Ahí están, como botón de muestra, dos hoteles construidos  a orillas de la playa de Puerto Escondido por Alejandro Murat, pero no con su dinero, sino con dinero del pueblo. 

Esto solo es una pequeña muestra de la avaricia del padre, del hijo y del espíritu santo.

 Como dijeran en mi pueblo, “aunque sean del mismo barro, no es lo mismo  bacín que jarro”.

 Como conclusión diremos, la Senadora como los demás aspirantes que buscan la candidatura de Morena a gobernador de Oaxaca, tienen el mismo derecho legítimo de aspirar a gobernar el estado donde nacieron.

¡Pronto veremos quién gana la candidatura!.

Deja un comentario